¿Qué hay de nuevo? Inauguramos publicación en la Biblioteca Anarquista Al Margen. En ella podrás descubrir las novedades de la BAAM. Descubre el primer número de noviembre-diciembre

Descargar ¿Qué hay de nuevo? Boletín de novedades de la BAAM Noviembre-Diciembre

Cada dos meses os presentaremos las novedades de la BAAM a través de esta nueva publicación.

Bugs Bunny

No es casualidad que todo lo que tiene de revolucionaria y escandalosa la obra de Georg Wilhelm Friedrich Hegel sea simbolizada, de modo excepcional -en vísperas de la segunda masacre imperialista mundial-, por un pequeño y gris conejo cuyo nombre encarna una de las resoluciones dialécticas de la contradicción: Bugs (mote de un famoso gángster); Bunny (casi un sinónimo de amabilidad).

Más o menos descendiente urbano de Br’er Rabbit, Bugs Bunny (entre cuyos antepasados se encuentra el excéntrico White Rabbit de Lewis Carroll y el psicótico March Hare) se opone decididamente al esclavismo asalariado en todas sus formas. A gusto con una modesta subsistencia en la linde del bosque, solo un buzón de correo en el que está escrito Bugs Bunny Sq., indica su lugar de residencia. Aparte de maravillosas aventuras a las que sólo una rigurosa práctica de la pereza puede conducir, su mayor “vocación” consiste en robar zanahorias de un jardín de un tal Elmer Fudd, y, en un sentido más general, incordiarle de todos los modos posibles al no parar de hacerles preguntas.
Es imposible reconocer el genio del mayor conejo del mundo sin entender a Elmer, a este calvo, lerdo, temperamental y tímido pequeño burgués con un defecto en el habla cuya principal actividad es la de defender su propiedad privada. Elmer es la perfecta encarnación de una cierta tipología moderna: el pequeño burócrata, el mediocre autoritario, sobrino o nieto del Padre Ubú. Si los Ubús (Mussolini, Hitler, Stalin) dominaron el periodo de entreguerras, en los últimos treinta años han sido los Elmers los que han dirigido nuestra miseria. Elmers y más Elmers en la Casa Blanca; Elmers y más Elmers en los comités centrales de los así llamados partidos comunistas; todos los papas son Elmers; los novelistas de best-sellers son todos Elmers; Louis Aragon y Salvador Dalí, un día anti-Elmers, degeneraron en dos de los peores Elmers entre todos los Elmers. Enfrentándose casi en solitario a todos ellos, Bugs Bunny se erige en verdadero símbolo de una recalcitrancia irreductible.
Si la coreografía Bunny/Elmer es el reflejo de un momento histórico particular en la lucha de clases (un periodo de “simetría” de clases en el que los trabajadores de cualquier lugar apenas consiguen algunas de sus demandas para a continuación ser de nuevo aprisionados en sus agujeros en el suelo), el mítico contenido de su drama excede, sin embargo, la limitación primera de sus formas. La aparición en el escenario de la historia de un personaje como Bugs Bunny es la prueba de que un día los Elmers serán vencidos; de que un día todas las zanahorias del mundo serán nuestras.

Hasta que llegue ese día, no puede uno imaginarse mejor ejemplo para enseñar a nuestros hijos que a esta osada criatura que, sobre sus cuatro patas de conejo, se erige en el amuleto de la buena suerte de la revuelta total. Encarándose con todos y cada uno de los apologistas del status quo, Bugs Bunny tiene siempre la última palabra: “No creáis que ha sido divertido, porque no lo ha sido”.

Franklin Rosemont

Texto extraído del libro ¿Qué hay de nuevo, viejo? Textos y declaraciones del Movimiento Surrealista de Estados Unidos (1967-199) del Grupo Surrealista de Chicago. Pepitas de Calabaza 2008.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s